Frases sobre la vejez

La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.

Gran libro es la vejez. ¡Lástima que el hombre tenga que morirse cuando comienza a leerlo con provecho!

La vejez es mala porque priva al hombre de todos los placeres dejándole los apetitos.

El que tuvo, retuvo, y guardó para la vejez.

La vejez no significa nada más que dejar de sufrir por el pasado.

La edad también tiene ventajas muy saludables, se derrama mucho del alcohol que nos gustaría beber.

En la vejez se aprende mejor a esconder los fracasos; en la juventud, a soportarlos.

La vejez conduce a una tranquilidad indiferente que asegura la paz interior y exterior.

Todos deseamos llegar a viejos; y todos negamos que hemos llegado.

El anciano es un hombre que ya ha comido y observa cómo comen los demás.

Todo el mundo quisiera vivir largo tiempo, pero nadie querría ser viejo.

Cuando uno se hace viejo, gusta más releer que leer.

El hombre es el único que envejece; todo lo demás rejuvenece en torno suyo cada día.

En la vejez no se hace más que repetirse.

Cuando llegamos a viejos los pequeños hábitos se vuelven grandes tiranías.

En la boca del viejo todo lo bueno fue, y todo lo malo es.

A la vejez, viruelas.

Nada nos envejece tanto como la muerte de aquellos que conocimos durante la infancia.

La vejez es un exceso que aumenta por días.

La vejez no mejora el corazón: lo endurece.

¡Envejece conmigo! Lo mejor está aún por llegar.

El verdadero mal de la vejez no es el debilitamiento del cuerpo sino la indiferencia del alma.

Hay algo más triste que envejecer, y es seguir siendo niño.

Publicidad