Frases sobre La Verdad

Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.

La libertad de buscar y decir la verdad es un elemento esencial de la comunicación humana, no sólo en relación con los hechos y la información, sino también y especialmente sobre la naturaleza y destino de la persona humana, respecto a la sociedad y el bien común, respecto a nuestra relación con Dios.

Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque.

La verdad existe. Sólo se inventa la mentira.

Tu verdad no; la verdad
y ven conmigo a buscarla.
La tuya, guárdatela.

No se accede a la verdad sino a través del amor.

Intento comprender la verdad, aunque esto comprometa mi ideología.

La manera cómo se presentan las cosas no es la manera como son; y si las cosas fueran como se presentan la ciencia entera sobraría.

En vez de amor, dinero o fama, dame la verdad.

Lo mejor es decir siempre la verdad, a no ser que seas un estupendo mentiroso.

Quien dice la verdad, ni peca ni miente.

La verdad tiene dos sabores: uno dulce, para el que la dice, y otro amargo, para el que la oye.

Es tan difícil decir la verdad como ocultarla.

Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

Las verdades de los hombres tienen que ser como piedras y los cargos que ejercen, como cántaros: pase lo que pase debe romperse el cántaro.

La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.

¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad.

Es evidente que existe la verdad. Porque el que niega que existe la verdad, conoce que la verdad existe. Si, pues, no existe la verdad, es verdad que la verdad no existe.

En la escala de lo cósmico sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero.

La verdad, sino es entera, se convierte en aliada de lo falso.

La verdad es más importante que los hechos.

La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda.

La verdad al cien por ciento es tan rara como el alcohol al cien por ciento.

Una verdad sin interés puede ser eclipsada por una falsedad emocionante.

Publicidad