Frases sobre La Verdad

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.

Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad.

No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad.

La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.

La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.

El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.

La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.

La verdad es una antorcha que luce entre la niebla, sin disiparla.

La verdad se robustece con la investigación y la dilación; la falsedad, con el apresuramiento y la incertidumbre.

La verdad no está de parte de quién grite más.

Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.

Si los hombres, una vez que han hallado la verdad, no volviesen a retorcerla, me daría por satisfecho.

La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.

Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella.

Lo verdadero es siempre sencillo, pero solemos llegar a ello por el camino más complicado.

La verdad levanta tormentas contra sí que desparraman su semilla a los cuatro vientos.

Sólo hay una verdad absoluta: que la verdad es relativa.

Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.

El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión.

Conoces lo que tu vocación pesa en ti. Y si la traicionas, es a ti a quien desfiguras; pero sabes que tu verdad se hará lentamente, porque es nacimiento de árbol y no hallazgo de una fórmula.

Y es que en este mundo traidor, no hay verdad ni mentira: todo es según el cristal con que se mira.

Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad.

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro.

Publicidad