Frases sobre la discreción

Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.

El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el propio secreto pasa por imbécil.

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada.

Si no quieres que se sepa, no lo hagas.

Tu amigo tiene un amigo, y el amigo de tu amigo tiene otro amigo; por consiguiente sé discreto.

Ten más de lo que muestras; habla menos de lo que sabes.

Las personas que hacen poco ruido son peligrosas.

Como pretendes que otro guarde tu secreto si tú mismo, al confiárselo, no los has sabido guardar.

No decir más de lo que haga falta, a quien haga falta y cuando haga falta.

Parecer discreto vale tanto como entender una cosa, y es mucho más fácil.

No puede haber gracia donde no hay discreción.

El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.

La mosca que no quiere ser cazada está más segura cuando se posa en el cazamoscas.

La mejor fuente de información son las personas que han prometido no contárselo a otros.

El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de las angustias.

Lo que no quieras que no sepan muchos no lo digas a nadie.

Quien no puede guardar sus pensamientos dentro de sí, será incapaz de hacer grandes cosas.

La discreción es una virtud, sin la cual dejan las otras de serlo.

La ropa sucia se debe lavar en casa.

Publicidad