Frases sobre La Juventud

La juventud no es más que un estado de ánimo.

El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.

Lleva tiempo llegar a ser joven.

Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.

A diferencia de la vejez, que siempre está de más, lo característico de la juventud es que siempre está de moda.

La juventud es un defecto que se corrige con el tiempo.

Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir.

La juventud es una enfermedad que se cura con los años.

La juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que quiere.

Un cura joven hace los mejores sermones.

La juventud es una religión a la que uno siempre acaba convirtiéndose.

Es mejor malograr la propia juventud que no hacer nada en ella.

Tal vez algún día dejen a los jóvenes inventar su propia juventud.

Una sociedad que aísla a sus jóvenes, corta sus amarras: está condenada a desangrarse.

La juventud es inmoderada en sus deseos.

Es mejor ser un joven abejorro que una vieja ave del paraíso.

La sangre joven no obedece un viejo mandato.

La juventud anuncia al hombre como la mañana al día.

La juventud es feliz porque tiene la capacidad de ver la belleza. Cualquiera que conserve la capacidad de ver la belleza jamás envejece.

Era muy joven para sospechar que la existencia no está hecha de impulsos súbitos y de constancia obstinada, sino de compromisos y de olvidos.

Se dicen que las nuevas generaciones serán difíciles de gobernar. Así lo espero.

Un joven no debe comprar valores seguros.

Es la fiebre de la juventud lo que mantiene al resto del mundo a la temperatura normal.

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.

Publicidad