André Malraux

(1901-1976) Novelista y político francés.

Frases célebres

Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar.

La muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida.

El verdadero combate empieza cuando uno debe luchar contra una parte de sí mismo. Pero uno sólo se convierte en un hombre cuando supera estos combates.

No tarda nueve meses sino sesenta años en formarse un hombre.

Todo hombre se parece a su dolor.

La juventud es una religión a la que uno siempre acaba convirtiéndose.

La cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida.

He aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida.

La tradición no se hereda se conquista.

Quien se queda mucho tiempo mirando a los sueños, termina pareciéndose a una sombra.

Si el hombre no está dispuesto a arriesgar su vida, ¿dónde está su dignidad?

En un universo bastante absurdo, hay algo que no lo es: lo que podemos hacer por los demás.

La libertad pertenece a quien la conquista.

El peor sufrimiento está en la soledad que lo acompaña.

La cultura hace al hombre algo más que un accidente del universo.

Publicidad