Frases sobre los libros

Un libro debe construirse como un reloj y venderse como un salchichón.

Donde se quiere a los libros también se quiere a los hombres.

Me gusta extraviarme a mí mismo a través de otras mentes. Cuando no estoy pensando, estoy leyendo. Soy incapaz de sentarme y ponerme a pensar. Los libros piensan por mí.

El libro gobierna a los hombres y es el maestro del porvenir.

Deseara yo que los libros se hiciesen para enseñar en vez de eso se escriben para hacer alarde de saber.

No es posible vivir sin libros.

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.

Cuando necesito leer un libro, lo escribo.

Hay que escribir libros como quien compone música.

El lector que no admira un libro bueno es que lo ha leído mal, y se le pueden citar pasajes admirables que, indudablemente, desconoce.

Siempre llevo dos libros en el bolsillo, uno para leer y otro para escribir en él.

Solo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estas leyendo.

El autor sólo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector.

Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.

Hay libros de los cuales la parte de atrás y las cubiertas son de lejos las mejores partes.

Los libros no están hechos para que uno crea en ellos, sino para ser sometidos a investigación. Cuando consideramos un libro, no debemos preguntarnos qué dice, sino qué significa.

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee, que no aprende, que no sabe...

Publicidad