Refranes

A lo hecho, pecho.

Al burro muerto, cebada al rabo.

Aún no ensillamos y ya cabalgamos.

Como canta el abad, responde el sacristán.

Comida hecha, compañía deshecha.

De la mar, el mero, y de la tierra, el carnero.

De los cuarenta para arriba no te mojes la barriga.

Donde las dan, las toman.

El ojo del amo engorda el caballo.

Entre col y col, lechuga.

La avaricia rompe el saco.

Las palabras se las lleva el viento.

Las paredes oyen.

Más vale caer en gracia que ser gracioso.

Más vale estar solo que mal acompañado.

No es lo mismo predicar que dar trigo.

No es oro todo lo que reluce.

Poquito a poco hila la vieja el copo.

Quien fue a Sevilla perdió su silla.

Quien mal anda, mal acaba.

Tanto tienes tanto vales.

Todos los caminos conducen a Roma.

Boda buena, boda mala, el martes en tu casa

Un padre para cien hijos, antes que cien hijos para un padre.

Publicidad