Refranes

No entres donde no puedas pasar fácilmente la cabeza.

A la larga el galgo a la liebre mata.

A la ocasión la pintan calva.

Agosto, frío en rostro.

Ande yo caliente ríase la gente.

Casa con dos puertas, mala es de guardar.

Dinero llama dinero.

El maestro ciruela, que no sabe leer y pone escuela.

Hágase el milagro, y hágalo el diablo.

Hazme la barba, hacerte he el copete.

La ropa sucia se debe lavar en casa.

Las cañas se vuelven lanzas.

Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso

Más mató la cena que sanó Avicena.

Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.

No por mucho madrugar amanece más temprano.

Quien calla, otorga.

Quien canta, sus males espanta.

Sarna con gusto, no pica

Si el prior juega a los naipes, ¿qué harán los frailes?

Viejo es Pedro para cabrero.

Voz del pueblo, voz del cielo.

Cual más cual menos, toda la lana es pelos.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Publicidad