Refranes

Averígüelo Vargas.

Comida hecha, compañía deshecha.

Con pan y vino se anda el camino.

De los cuarenta para arriba no te mojes la barriga.

De noche todos los gatos son pardos.

Donde no hay harina, todo es mohína.

El ojo del amo engorda el caballo.

El perro del hortelano, que no come las berzas ni las deja comer a su amo.

Entre todos la mataron y ella sola se murió.

La avaricia rompe el saco.

Las paredes oyen.

Las verdades de Perogrullo, que a la mano cerrada llamaba puño.

Más vale estar solo que mal acompañado.

No es oro todo lo que reluce.

No es por el huevo, sino por el fuero.

Por el hilo se saca el ovillo.

Quien fue a Sevilla perdió su silla.

Quien mal anda, mal acaba.

Tanto tienes tanto vales.

Todos los caminos conducen a Roma.

Boda buena, boda mala, el martes en tu casa

Bueno es ser casado si no tuviese cuidado.

Casarás y amansarás.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Publicidad