Refranes

Un padre para cien hijos, antes que cien hijos para un padre.

Tanto tienes tanto vales.

A lo hecho, pecho.

Al burro muerto, cebada al rabo.

Aún no ensillamos y ya cabalgamos.

Como canta el abad, responde el sacristán.

De la mar, el mero, y de la tierra, el carnero.

Donde hay patrón, no manda marinero.

Donde las dan, las toman.

A boda ni bautizo no vayas sin ser llamado.

Boda buena, boda mala, el martes en tu casa

El miedo guarda la viña.

En martes, ni te cases ni te embarques.

Entre col y col, lechuga.

Ir por lana y volver trasquilado.

Marido celoso, no tiene reposo.

Las cuentas claras y el chocolate espeso.

Las palabras se las lleva el viento.

Más vale caer en gracia que ser gracioso.

No es lo mismo predicar que dar trigo.

No se ganó Zamora en una hora.

Poquito a poco hila la vieja el copo.

Quien fue a Sevilla perdió su silla.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces.