Frases sobre la esperanza

La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.

Si llega el Invierno, ¿puede la Primavera estar tan lejos?

Hay días en que me levanto con una esperanza demencial, momentos en los que siento que las posibilidades de una vida más humana están al alcance de nuestras manos. Hoy es uno de esos días.

La esperanza es un riesgo que hay que correr.

Me niego a aceptar la idea de que la humanidad está trágicamente vinculada a la opaca medianoche del racismo y de la guerra, que hacen imposible alcanzar el amanecer de la paz y la fraternidad.

Todas mis esperanzas están en mí.

La esperanza es en sí una especie de felicidad y tal vez, la máxima felicidad que se puede obtener en este mundo.

No eran las ideas las que salvaban al mundo, no era el intelecto ni la razón, sino todo lo contrario: aquellas insensatas esperanzas de los hombres..

Bienaventurado el hombre que no espera nada, porque nunca será decepcionado.

La esperanza es para el alma lo que la respiración es para el ser vivo. Cuando falta la esperanza, el alma se anquilosa y extenúa.

Cada vez que un hombre defiende un ideal, actúa para mejorar la suerte de otros, o lucha contra una injusticia, transmite una onda diminuta de esperanza.

Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la infinita esperanza.

Comer pan sin esperanza es igual que morirse poco a poco de hambre.

La esperanza es esa cosa con plumas que se posa en el alma y canta sin parar.

Mi corazón:
tu nido.
Muerde en él, esperanza.

Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

Tenemos que vivir, no importa cuántos cielos hayan caído.

Esperanza no es lo mismo que optimismo. No es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de cómo resulte.

La esperanza es el deber del sentimiento.

Esperar es siempre temer.

Estoy preparado para lo peor, pero espero lo mejor.

Todos estamos en la cloaca, pero algunos estamos mirando a las estrellas.

Trata de mantener siempre un trozo de cielo azul encima de la cabeza.

La ceguera también es esto: vivir en un mundo donde se ha acabado la esperanza.

Publicidad