Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse.

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.

Estaba furioso de no tener zapatos; entonces encontré a un hombre que no tenía píes, y me sentí contento de mi mismo.

Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema.

Los débiles no luchan. Los más fuertes quizás luchen una hora. Los que aún son más fuertes, luchan unos años. Pero los más fuertes de todos, luchan toda su vida, éstos son los indispensables.

Si las íntimas preocupaciones de cada cual se leyeran escritas sobre su frente, !cuántos que causan envidia nos moverían lástima!.

A veces pienso que la prueba más fehaciente de que existe vida inteligente en el universo es que nadie ha intentado contactar con nosotros.

Acá hay tres clases de gente: la que se mata trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse.

El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca.

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.

En la vida, lo más triste, no es ser del todo desgraciado, es que nos falte muy poco para ser felices y no podamos conseguirlo.

No me arrepiento en absoluto de haber corrido todos los riesgos por aquello que me importaba.

La lucha siempre merece la pena si el fin vale la pena y los medios son honestos.

Huye de los elogios pero trata de merecerlos.

Para lograr el éxito, mantenga un aspecto bronceado, viva en un edificio elegante, aunque sea en el sótano, déjese ver en los restaurantes de moda, aunque sólo se tome una copa, y si pide prestado, pida mucho.

La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo.

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores.

No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso.

El mundo es un rompecabezas cuyas piezas cada uno de nosotros arma de diferente manera.

Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio.

Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa.

Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.

La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento. Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso.

Temáticas relacionadas

Publicidad