Frases sobre La Vida

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.

Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja.

Alégrate de la vida porque ella te da la oportunidad de amar, de trabajar, de jugar y de mirar a las estrellas.

La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.

Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad.

La vida es un juego de probabilidades terribles; si fuera una apuesta no intervendrías en ella.

Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.

Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.

Si el hombre no ha descubierto nada por lo que morir, no es digno de vivir.

La vida es un arco iris que incluye el negro.

Me he dedicado a investigar la vida y no sé por qué ni para qué existe.

Hay una ley de vida, cruel y exacta, que afirma que uno debe crecer o, en caso contrario, pagar más por seguir siendo el mismo.

Carpe Diem (aprovecha el día presente). Palabras que nos recuerdan que la vida es corta y debemos apresurarnos a gozar de ella.

¡Ojalá vivas todos los días de tu vida!

El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.

Solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.

Vivir en la Tierra es caro pero ello incluye un viaje gratis alrededor del sol cada año.

Quien sólo vive para sí, está muerto para los demás.

La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas.

¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar?

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.

Temáticas relacionadas

Publicidad