Refranes

A mal tiempo, buena cara.

A palabras necias, oídos sordos.

A perro flaco todo son pulgas.

A perro viejo no hay tus tus.

Al buen callar llaman Sancho.

Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Donde menos se piensa, salta la liebre.

El muerto al hoyo y el vivo al bollo.

Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como.

La cabra siempre tira al monte.

Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.

No hay mal que por bien no venga.

Por dinero baila el perro, y por pan, si se lo dan.

A camino largo, paso corto.

A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga.

Al que al cielo escupe, en la cara le cae.

Cada loco con su tema.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

Del dicho al hecho hay mucho trecho.

Desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano.

Los casamientos y las viñas, deprisa

El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Los niños y los locos dicen las verdades.

Más vale tarde que nunca.