Frases cortas

Una selección de las mejores frases cortas sobre el amor, la amistad, etc para redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, etc.

A la vida le basta el espacio de una grieta para renacer.

No me gusta la gente que nunca ha tropezado ni caído. Su virtud no tiene vida, no vale mucho. La vida no les ha revelado su belleza.

Yo no soy lo que me sucedió. Yo soy lo que elegí ser.

He huido tanto, que necesito contemplar el mar para poder evocar el temblor de tu boca.

Hay algo bueno en este mundo, y vale la pena luchar por ello.

Hay una grieta en todo; solo así entra la luz.

No todas las verdades son para todos los oídos.

El autor sólo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector.

Se llama nostalgia, y sirve para recordarnos que, por suerte , también somos frágiles.

Matar con el pensamiento todo cuanto se ama: única manera de morir.

Desear la amistad es un gran error. La amistad debe ser un goce gratuito, como los que proporcionan el arte o la vida.

El tiempo nos conduce —siempre— adonde no queremos ir. Amemos el tiempo.

No hacemos más en la vida que ir buscando el lugar donde quedarnos para siempre.

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

El trabajo obsesivo produce la locura, tanto como la pereza completa, pero con esta combinación se puede vivir.

¡Ah, la felicidad depende de cosas tan pequeñas...!

Buena verdad es que ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede lo que sabe.

Prefiero morir de pasión que de aburrimiento.

El nivel de civilización a que han llegado diversas sociedades humanas está en proporción a la independencia de que gozan las mujeres.

El hecho de que la vida no tenga ningún sentido es una razón para vivir, la única, en realidad.

Retardar una decisión es preferible al error.

Decir amistad es decir entendimiento cabal, confianza rápida y larga memoria; es decir, fidelidad.

En el mundo no hay nada tan difícil como la franqueza y nada tan fácil como la lisonja.

Los problemas se solucionan, no por dar nueva información, sino ordenando lo que siempre hemos conocido.

Publicidad