Frases cortas

Una selección de las mejores frases cortas sobre el amor, la amistad, etc para redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, etc.

La lección es siempre una sola: lanzarse de cabeza y saber aguantar el castigo.

Cuando no encontré motivo alguno para compadecerme, lo hice por respeto a mí mismo.

Dejemos con toda tranquilidad a la gente sabia el orgullo de no caer nunca en contradicción.

Nadie te hará daño nunca, hijo. Estoy aquí para protegerte. Por eso nací antes que tú y mis huesos se endurecieron antes que los tuyos.

Si me caí, es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas.

No tenía ganas de nada. Sólo de vivir.

El odio, como el amor, se alimenta de las cosas más pequeñas, todo le vale.

Piensas poco en el futuro, ¿verdad? Es el privilegio de la juventud.

Lo que no se nombra no existe.

Nada ha cambiado y, sin embargo, todo existe de otra manera.

La propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario.

Tengo demasiado respeto a la idea de un Dios como para hacerlo responsable de un mundo tan absurdo.

Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos.

Ten menos curiosidad por la gente y más curiosidad por las ideas.

Yo me aventuraría a pensar el que Anon (anónimo), quien escribiera tantos poemas sin firmarlos, fue a menudo una mujer.

La belleza del mundo que tan pronto perecerá tiene dos filos, uno de risa, otro de angustia, partiendo el corazón en dos.

Si alguien ama una flor, de la que hay un solo ejemplar en millones y millones de estrellas, eso es suficiente para hacerlo feliz cuando la mira.

Se es de donde se quiere ser, y se pertenece a quienes se desea pertenecer... Lo mismo al revés.

Para realizar un sueño es preciso olvidarlo, distraer la atención de él. Por eso realizar es no realizar.

La persona que no está interiormente preparada para la violencia es siempre más débil que el opresor.

Amar la verdad por amor a la verdad es la parte principal de la perfección humana en este mundo, y la semilla principal de todas las otras virtudes.

La melancolía es la tristeza que ha adquirido ligereza.

El arte de escribir historias está en saber sacar de lo poco que se ha comprendido de la vida, todo lo demás.

Jugar limpio significa, ante todo, no culpar a los demás de nuestros errores.

Publicidad