Frases cortas

Una selección de las mejores frases cortas sobre el amor, la amistad, etc para redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, etc.

La tolerancia no ha provocado nunca ninguna guerra; la intolerancia ha cubierto la tierra de matanza.

Los colores dependen de la luz que uno ve.

Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano.

Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Las convicciones son esperanza.

Toda la propaganda de guerra, todos los gritos y mentiras y odio, provienen invariablemente de gente que no está luchando.

La vida es un deber que estamos obligados a cumplir, ciertamente un deber pesado y complejo, por el cual a veces es necesario soportar sacrificios.

El placer más noble es el júbilo de comprender.

Mi estupendo pecado fue, y sigue siendo, mi carácter inconformista.

Ama a todos, fíate de pocos, no hagas daño a nadie.

La historia tiene la costumbre de cambiar a las personas que se creen que la están cambiando a ella.

La dirección de la mente es más importante que su progreso.

Es un deber del conocimiento humano comprender que existen y cuáles son las cosas que no puede entender.

La verdad llega como conquistadora solo porque hemos perdido el arte de recibirla como invitada.

La mayoría de la gente se arruina por invertir demasiado en la prosa de la vida. Arruinarse por la poesía es un honor.

Es que no hay buena revolución que no sea traicionada, sólo las malas revoluciones no se traicionan a sí mismas.

Y ustedes y yo y todos sabemos que el tiempo es más pesado que la más pesada carga que puede soportar el hombre.

El corazón de una madre es un abismo en el fondo del cual siempre hay un perdón.

El pensamiento es la clave de todos los tesoros; las ganancias del avaro son nuestras sin sus preocupaciones.

Las historias están más llenas de ejemplos de fidelidad de perros que de amigos.

El gran arte de la vida es la sensación, sentir que existimos, incluso en el dolor.

Debes ser ortodoxo en la mayoría de las cosas, o nunca tendrás tiempo de predicar tu propia herejía.

Vuelve a examinar todo lo que te han dicho. Descarta aquello que insulta tu alma.

Hay cosas encerradas dentro de los muros que, si salieran de pronto a la calle y gritaran, llenarían el mundo.

Publicidad